"Cuanto más difícil sea la victoria, mayor será la felicidad de ganar".  Pelé.

El pasado de Claudio Barragán.

Cuando oía el nombre de Claudio Barragán, tanto en su etapa de jugador como de entrenador, al enfrentarse al Hércules les reconozco que me entraba cierto temor. Su figura, por sí sola, ya garantizaba que el equipo del que él formase parte iba a ser aguerrido, potente físicamente y de carácter ganador. En pocas palabras: que sería muy difícil ganar con cierta holgura o comodidad.


Ahora no viene con el Elche. Ahora es nuevo entrenador del club blanquiazul. Y como a todo tenemos que ponerle pegas, pues cómo no íbamos a sacar a relucir su pasado ilicitano. ¡Menudos somos los alicantinos! 

Aquí sabemos perdonar que el presidente actual sea vasco y venga también de la ciudad de las palmeras "porque pone dinero". Perdonamos que Enrique Ortiz y compañía haya causado el destrozo que ha causado en el club. 

Sabemos perdonar hasta que no se llegue a acuerdos con Hacienda y las subastas sean un puñetero cachondeo.

Por perdonar, sabemos perdonar hasta a un alcalde socialista con pasado en la derecha de Unió Valenciana y que en campaña electoral prometía alejar a Ortiz del Hércules y ahora es acompañánte de ese mismo Ortiz y sus gente en el palco.

Pero, ¿cómo no tener en cuenta el pasado de un profesional? Por mucho que su currículum como míster contemple un ascenso y todo. 


No, aquí tenemos que protestar por casi todo. Eso sí, de lo poco importante. Protestar por el futuro del club, eso lo dejamos para otra ocasión. Y toda protesta mejor hacerla por las Redes Sociales. Que si gritamos mucho nos quedamos afónicos.


Por mi parte, le deseo toda la suerte al nuevo entrenador, pues la suya será la nuestra. Con un ascenso todo se vería de otra manera. Aunque siga sin pagarse la deuda, el alcalde siga en el palco y la única alegría que se lleven algunos sea la de colocar una placa (cuestión muy justa) al fundador del Hércules. Alegría que hizo olvidar a algunos las penurias por las que seguimos pasando. Y es que una foto es una foto. Y dos, son dos.


El tabaco de Paco (Hércules C.F.)



Qué bonito era todo antes. O eso cuentan los más viejos de cada lugar. Lo añejo siempre sabe mejor y en el fútbol moderno, excepto el márketing, pocas cosas se salvan. Incluso ni eso salvaríamos. Hace décadas tener una camiseta de tu equipo favorito significaba que te la había regalado sudada Kempes, Kustodic o Rodríguez. Hoy en día, con sesenta "napos"  ya tienes la tuya.

En el asunto que nos ocupa, en el Hércules, poco o nada queda de aquella época. Por no quedar, no quedan ni las bases de lo que un día fue un club que ilusionaba bajo la batuta del también discutido Arsenio Iglesias o Rico Pérez:  ni del pundonor o la vergüenza torera de unos jugadores que se dejaban hasta el tobillo parece quedar resto.

Hoy es todo más sencillo. Más artificial. Más estudiado pero menos artesano. 

Ya no hace falta llamarse Paco, no saber cómo dejar a tu novia plantada, y marchar a Berlín a por tabaco. No. 

Ni hace falta excusarse en el baile en que intentabas arrimarte a la moza o mozo y verle un moco en la nariz para salir huyendo de aquella situación. O que le oliese la boca. Actualmente todos vamos más que duchados, con sprays bucales o lo que haga falta.


En el Hércules, a pesar de las modernidades, parecemos anclados en décadas pasadas: nunca sabremos cuándo podrá alguien abonarse por internet, ni cuándo ver una retransmisión vía youtube en condiciones más o menos dignas, o ver un organigrama acorde a los tiempos que corren. Pero lo peor de todo es que, como le decía antes, parece que los valores de antaño también desaparecieron en consejo de administración, entrenadores y jugadores. No puede ser que ningún entrenador valga para este club. No parece posible que los jugadores que en otros equipos parecen funcionar aquí se comporten como flanes y cometan error tras error. Y es ya de cachondeo que quien tiene la potestad de tener el poder accionarial en el club mire hacia otro lado, ¿verdad, señor Illueca?


Y mientras, la afición viendo derrota tras derrota, sufriendo escarnio tras escarnio, asistiendo entre pasiva e incrédula lo que ocurre. Y claro, así va a llegar el día en que entre todos lo mataron y él solito se murió. Iremos al cine, a disfrutar de un paseo, y de vez en cuando al Rico Pérez. Esto último lo harán los irreductibles. Aunque me temo que más de uno ya se ha marchado con Paco a Berlín. El tabaco, en este caso, también era una excusa. Es que no aguantban más que su novia bailase tan mal.



No, señor Ramírez, esa no era la pregunta.



ÓSCAR CRESPILLO/@OICrespillo


No, señor Ramírez, la pregunta que usted lanzó al aire no era la pregunta que había que hacer.

No, señor Ramírez, la pregunta sobre "dónde están los inversores chinos y los exjugadores ahora" no es la cuestión que la mayoría de gente se hace.

Las preguntas que muchas y muchos aficionados nos hacemos son otras. Y quizá usted anda un poco despistado y por eso no sabe cuáles son. Pero desde este humilde blog, y seguro que olvidando alguna, paso a enumerarlas:

1. ¿Dónde estaban usted y Ortiz el día de la subasta? Porque usted arremete contra inversores y exjugadores por no acudir a la puja pero no sabemos en qué lugar se encontraban ese día ustedes.

2. ¿Dónde están los dieciocho millones de euros que son de todos los valencianos? Si pregunta a su compañero de viaje, don Enrique Ortiz Selfa quizá pueda ayudarnos a saberlo.

3. ¿Dónde está su dimisión, la cual aseveró que se produciría si no se llegaba a un acuerdo con Hacienda?

4. Al hilo de la anterior, ¿dónde está su palabra dada? ¿Qué valor tiene?

5. ¿Dónde están los descuentos para abonados de larga duración? ¿Y las gradas abiertas como fondo norte donde de la mitad para arriba está cortado el acceso para sentarse por obra y gracia suya?

 En definitiva, señor Presidente del Hércules, ¿acaso ustedes quieren que un dinero gastado en no sabe nadie qué o quién, quede en el olvido y sin retorno?


   En cualquier caso, como usted preguntó dónde están los inversores chinos y los exjugadores, yo le lanzo una idea: el próximo partido de fútbol en el que el Hércules juegue de local, pregunte al señor que se sienta a su lado en el palco.

 Sí, el mismo que iba a sacar a Ortiz del club y hablaba de subrogación de acciones. 

Ese mismo que se sentaba en preferente y no quería saber nada del que es su socio, señor Ramírez. 

Ese mismo señor, alcalde de Alicante para desgracia de muchos alicantinos, ese y no otro, mostraba su apoyo a esos exjugadores, hablaba de inversores y de todo lo que usted pregunta. Él quizá le responda a usted porque a los demás que preguntan sobre estos temas, suele bloquearlos. 

Foto: estadiodigital.es


Comienzan las reacciones a los inminentes despidos de los cincuenta empleados del Hércules.


Ayer comenzaron las reacciones a la noticia que hace dos noches comenté en twitter y que ayer publiqué en forma de articulo de opinión en este blog: los porteros y taquilleros van a ser despedidos en las próximas semanas. Puedes leerlo un poco más abajo de estos párrafos.

Así, la primera reacción en llegar fue la de Podemos Alicante, con un twit en el que decía que "el Hércules propone pagar el despido de trabajadores con dos pases".

A continuación se unió el concejal socialista en el Ayuntamiento de Mutxamel, Toni Mira-Perceval. Toni escribió: "Preocupante situación  de los trabajadores y apoyo rotundo a ellos".

También se sumó a lo largo del dia Izquierda Unida, con un twit que rezaba: "La dirección del Hércules continúa con sus tropelías. Apoyo a los trabajadores".

Por otro lado, la web deportiva Estadio Digital, dirigida por el maestro del periodismo deportivo, don José Antonio Soler también se hacía eco del articulo publicado en este blog. 

Y la última adhesión a la plantilla de empleados del Hércules ha llegado a través de un comunicado de prensa de la peña "Negre Lloma" el cual puede usted  leer a continuación.




"Desherculanizando el Hércules". Despido masivo de empleados.


Viernes, 21 de julio. Dos de los tres sindicatos que conforman el comité de empresa del Hércules C.F. reciben una llamada del jefe de seguridad del club, Juan Carlos Celdrán y les citan para una reunión a celebrar el pasado martes 25 en sesión vespertina. Motivo de la reunión: "planificar la próxima temporada". Al tercer sindicato que tiene representación en dicho comité no hizo falta avisarlo: su delegado es el propio Juan Carlos Celdrán. 

No por haberlo dicho varias veces es menos curiosa, si no preocupante, la situación: la misma persona que es jefe de seguridad del club, por lo que es un cargo de confianza, y es quien coordina y da órdenes directas a los guardas jurados, y quizá hasta tenga intereses en que una empresa de seguridad entre en el club, es delegado por parte de un sindicato "amarillo" para, en teoría, defender los intereses de los trabajadores que están en el club blanquiazul.

Martes, 25 de julio. Continúa la paradoja: Celdrán, miembro del comité, actúa una vez más como empresa, y comunica a los representantes de CCOO y UGT la planificación de la próxima temporada: van a ser despedidos todos los porteros y taquilleros en las próximas semanas. Y ofrece una salida pactada a ese despido: dos pases vitalicios a cada empleado a cambio de ver extinguida su relación laboral y solicita que se lo piensen rápido pues solo aceptará el club ese acuerdo si se produce antes del primer partido de liga. Es decir, que quien no se quiera marchar a coste cero y con dos pases, no tendrá la opción de seguir desempeñando su trabajo: será despedido con el dinero que le corresponda. 


Hace ya tiempo, Perfecto Palacio y Sergio Fernández sopesaron la posibilidad de hacer cambios en el Hércules. Contactaron con varias empresas de seguridad y desecharon la idea al comprobar que salía mucho menos rentable contratar personal externo que mantener a la plantilla de empleados. Hablamos de hace seis años. 

En aquella época, un trabajador fijo discontinuo cobraba a cuatro euros la hora, lo que en una jornada normal venía a ser un total de 32 euros

En la actualidad, y seis años después, esos mismos trabajadores cobran cuatro euros por hora, por lo que en una jornada normal siguen cobrando 32 euros. Es decir, no se les ha subido un solo céntimo el sueldo. Si entonces no cuadraban las cuentas para despedir a la plantilla y contratar empresas externas "porque sale más caro", más de un lustro después me cuesta creer que las cosas han cambiado y más aún en Segunda División B.


Estamos hablando de trabajadoras y trabajadores que, en su mayoría trabajan en el Rico Pérez desde el año 95. Es decir, han superado los 20 años de servicio al Hércules por un sueldo irrisorio. Y que lleven esa cantidad de años no significa forzosamente que sean personas de edad muy avanzada. La media de la plantilla puede estar en torno a los 40-42 años. Más sangrante es el caso de un empleado que está prestando sus servicios desde que se inauguró el Rico Pérez, un 3 de agosto del 74, por lo que en unos días cumpliría 43 años en "su Hércules". Mucho más de media vida. Muchísimo más.


Es cierto que los clubes se van modernizando, que las empresas van buscando cada vez  y en más ocasiones servicios externos. Pero no es menos cierto que en muchos de ellos, conocen lo que significa la frase SER UN CLUB SEÑOR Y EJEMPLAR. Y cuando un empleado lleva años y años de servicio, y llega el momento del adiós, se le hace un reconocimiento, bien una placa, bien una insignia, bien algo. Aquí, no. Aquí con dos pases y perdonando el finiquito se intenta solucionar todo. Usted que me lee y es abonado desde no sé cuándo, bien sabe lo que quiero decir acerca de buen trato y reconocimiento. Precisamente eso que usted jamás recibe desde Romeu Zarandieta.


Pocos días quedan para que usted  deje de ver en taquillas a Mari Carmen o Pedro. Para que pueda saludar en las puertas a Reyes, Lola, Héctor, Jandro o Martos. Para que reciba ese trato humano que solo alguien que le conoce tiempo puede dispensarle. Desde el día en que se produzca ese despido, ellos formarán parte de los hermanos González, de los Aracil, de los Linares, de los Juanfra...de tantos y tantos que dieron gran parte de su lealtad y esfuerzo al Hércules,  y que quedaron relegados al cajón de las cosas inservibles. 


A cambio, podrá agradecer siempre a quienes ejecutan este nuevo caso de desherculización. Por un lado, al Presidente, Juan Carlos Ramírez, cuya idea desde que llegó al Hércules fue esa. De hecho, ya lo hizo en el Elche y solo hay que ver que la gestión del equipo vecino, modélica no ha sido desde entonces. Y por otro lado, a Enrique Ortiz y sus compañeros de andanzas y desaventuras, por mirar hacia otro lado en este tema.


También usted podrá dar las gracias a aquellos aficionados que les da igual todo. Si les da igual que el Hércules pague a Hacienda, ¿cómo no les va a dar igual que despidan a cincuenta herculanos?


Y finalmente, podrá también sentir orgullo de nuestros políticos, pues a la hora de redactar esta columna de opinión, tan solo Podemos Alicante ha emitido un "tuit" en apoyo a la plantilla de trabajadores y trabajadoras. Ha hecho lo propio Toni Mira-Perceval, concejal socialista  en el ayuntamiento de Mutxamel. 

Están a tiempo el resto de partidos en hacer lo propio: desde los que dicen defender a la clase obrera: Compromís, Izquierda Unida,...como a los que dicen preocuparse por la gente en general: Ciudadanos, Partido Popular

Mención aparte merece el alcalde Gabriel Echávarri. Ya prometió en campaña sacar a Ortiz del Hércules. Ahora va al palco. De Echávarri y el PSOE alicantino solo espero una cosa: ojalá que quien les abra la puerta para entrar a la zona noble del estadio sea agradable. No espero nada más. Ojalá me equivoque pero por sus actos los conoceréis.


ÓSCAR CRESPILLO/ @OICrespillo



Cambia este texto por el tuyo propio. Puedes dar formato al texto así como insertar enlaces, imágenes, vídeos, Google maps, tablas y otros elementos.

Carta abierta a don Manuel Illueca.

Estimado señor don Manuel Illueca:

  Permítame que me presente: mi nombre es Óscar Crespillo. Soy un simple aficionado más del Hércules C.F. que en su día decicidió comprar unas pocas acciones y que le gusta disfrutar del equipo de su tierra junto a amigos cada quince días en el estadio Rico Pérez.


Partiré de la premisa que no entiendo de procesos legales ni los tempos que han de transcurrir en subastas. Tampoco comprendo muchos de los tecnicismos que a ustedes, los políticos gustan de usar. Lo único que sé es que quiero seguir disfrutando de mi equipo.


Le seré directo y franco pues imagino que su tiempo es oro y, si llega a leer estas líneas, tendrá muchos asuntos que precisan de  su atención: me da la impresión que le están tomando el pelo. Disculpe mi sinceridad.

Si no entendí mal, el Hércules (cuando digo el Hércules me estoy refiriendo a Enrique Ortiz y compañía) consiguieron un préstamo del Consell que en aquella etapa regía el Partido Popular. Y, como en casi todos los casos, el Hércules (Ortiz y compañía) no lo han devuelto.

Como es dinero de todas las valencianas y valencianos, ustedes fueron a una subasta y gastaron casi cuatro millones de dinero público para ser propietarios del Rico Pérez y el 15% de las acciones del club. Y además, según cuentan, tenían embargadas un 70% más de  acciones. Ruego me corrija si me equivoco pues ya le dije que me pierdo entre tanta cifra, legislación y movimientos en  esta historia.


Sin duda alguna, si alguien ha llevado al Hércules a la situación de asfixia total es Enrique Ortiz. Si alguien ha faltado a la verdad en las últimas semanas es su ahora compañero y antiguo seguidor ilicitano, Juan Carlos Ramírez, del que algunos seguimos esperando su dismisión como aseguró al no haber acuerdo con Hacienda; pues mientras no posea la mayoría accionarial aseveró que no firmaría ni pagaría nada, y no se ha producido ni lo uno ni lo otro; ni la firma ni la dimisión. Pero me da la impresión que aquí, quienes vamos a "palmar" mucho dinero somos los ciudadanos de esta comunidad autónoma . Y ahí, si eso ocurre, la culpa no será de Ortiz ni Ramírez. Será de los que gobiernan ahora. Porque si no es así, ¿cómo me explica que ustedes vayan a una subasta por 3.75 millones de euros y ahora quiera abrir una usted por 600000 euros? Ruego se lo explique a este simple aficionado porque seguro que hay explicación pero no la encuentro. Por no hablar de la cantidad de dinero que puede perderse en el camino cuando se subaste, revenda o se haga lo que se pueda y legalmente proceda, con ese otro 70% de acciones. ¿Van a permitir ustedes que la diferencia entre el dinero que recojan y hasta 18 millones quede en el limbo? ¿Que se pierda?

Esto es sencillo de entender, don Manuel: si yo voy a un banco y pido un préstamo para comprar un piso, me lo aprueban y no lo pago, el banco se queda el piso y debo pagar céntimo a céntimo el montante total. Así que no llego a entender es que un banco PÚBLICO otorgue un préstamo a una empresa, esta empresa no lo devuelva, se abra una subasta, y el mismo que ha recibido 18 millones de euros, ahora deje satisfecha esa deuda con cuatro, cinco o seis. Si quieren ustedes perdonar dinero, háganlo de sus bolsillos, no del de todos. 

Que de perdonar dinero por estas tierras ya sabemos algo. Y si no, pregunte usted por la venta del estadio a  Aligestión, cuyo contrato estipulaba que había que hacer obras por valor de unos cuatro millones, y en el que existe un informe de un técnico del ayuntamiento que asegura que no puede dar fé que esas obras se ejecutaron. Y pregunte por la persona que aseguró que ese contrato no estaba cumplido y que "tenemos cogido a Ortiz por  los huevos" para luego cambiar con un giro de 180 grados su opinión.



Mire, señor Illueca, usted aseguró que el IVF pondría el Rico Pérez en manos de quien debía, animó a la sociedad a entrar en la puja de la subasta, en junio dijo que dicha subasta se haría en diez días, después amenazó con hacerla en septiembre si no llegaba la documentación...y la realidad es que ni subasta, ni subasto. Se están riendo de usted, esa es mi impresión.



Y lo peor de todo es que usted debería de saber como personaje público y electo, que Ortiz siempre gana. Y cuando alguien siempre gana es un "enemigo" muy difícil de batir. 

Los herculanos estamos sin estadio (era de Aligestión y ahora de los valencianos), con incertidumbre, con nervios...y con hastío. El problema es que ese hastío está siendo no solo contra los culpables que nos trajeron hasta aquí, también comienza a ser contra los políticos que prometen unas cosas y luego hacen otra diferente; contra aquellos que son capaces de hacer perder dinero al conjunto de los valencianos, y sí, le prometo que espero no verle jamás en el palco riendo las gracias a los actuales consejeros. De políticos que juraron sacar a Ortiz y los suyos y que ahora están en la zona noble del estadio ya estamos muy cansados.


Espero una solución ya. Y si hemos de morir, cosa que no deseo, que sea con el poco honor que nos queda, y no con más dilaciones, dilaciones de las que usted quizá no sea culpable, pero que tenía la obligación de saber que podrían producirse pues Ortiz y sus asesores bien saben cómo hacer las cosas para acabar triunfando. Y ya se sabe que quien no conoce bien las estrategias del otro batallón suele perder la pugna. Y usted, quiero creer que desconocía las estrategias (cosa que le deja en mal lugar) y no que hay ningún tipo de miramiento hacia quienes deben tanto dinero a la sociedad.


Reciba un cordial saludo.


ÓSCAR CRESPILLO/ @OICrespillo



contador de visitas

 veces fue visitada esta página.

Página creada con Mozello - La forma más fácil de crear una web.

 .