"Se puede engañar a parte del pueblo parte del tiempo, pero no se puede engañar a todo el pueblo todo el tiempo".  Abraham Lincoln.

En la Frontera con PúblicoTV: innovación.

Como agua de mayo ha caído en casa la aparición de un nuevo programa que, sinceramente, no sé si llamarlo de televisión. Sin duda hay cámaras, un plató (humilde, pero plató), un presentador e invitados. Pero se emite por internet, ese mundo que cada vez atrae más gente. 
Alejado de los shares (aparéntemente), el diario digital Público se ha atrevido a hacer un producto, que suele estar destinado para horarios tardíos, a las 21.15 horas. Y con un presentador al que quizá le falten muchas cosas, pero que no deja indiferente a nadie: Juan Carlos Monedero


Como programa poco puedo analizar: no soy crítico televisivo. Pero es cierto que le echo en falta cierta continuidad y se nota que Monedero no es profesional del medio. Y también se nota que Público TV no es un medio dedicado a la tele. Mas ahí es donde radica su gracia: ¿alguien cree que en este país de pandereta se podría hacer este programa con este presentador en un canal generalista? La respuesta es obvia: las llamadas de las empresas del Ibex35 no tardarían en producrise lo más mínimo para  avisar que los anunciantes podrían ir desapareciendo. 
 
En la frontera se deja ver. Obviamente, si eres de izquierdas. Si eres de derechas o te gusta vivir en los mundos de Yupi no se te ocurra verlo ni un segundo.
Cuenta cosas que en otros lugares jamás contarán. Y probablemente, no seré cínico, quizá callen cosas. Esto es lo que tiene el no ser objetivo. Pero en un estado en el que todo, absolútamente todo el panorama audiovisual está "dominado" por grupos que, a día de hoy, parecen calcos, Monedero y Público son un soplo de aire fresco que nos ayuda a que el olor a putrefacto se separe un poco de nuestro lado.


Las redes sociales, cuentan algunos, están matando los diarios impresos, la prensa tradicional. 
Plataformas como Ivoox, aseguran otros, acabarán con la radio de toda la vida.
No sé yo si la televisión por internet y gratuíta conseguirá desbancar a la tele que, con la modernidad con mierdas como Operación Triunfo, Gran Hermano, sigue anclada en la época del UHF y VHF. Pero sí estoy convencido que aunque esto no sea una televisión al uso, es libertad de expresión. Y yo me engancho a ella.
Aquí al menos no tenemos que ver a Inda, Alfonso Rojo y compañía. 


Así pues, que vivan los nuevos intentos, lo original, lo innovador, lo irreverente. Ya lo dijo esa gran librepensadora, Melissa Rodríguez,  de ese gran partido llamado Ciudadanos: "Yo busco la igualdad de las personas reales: mujeres, hombres y seres. Por ello presentamos el proyecto de ley para que los perros sean personas”. Esa frase no me neguéis que no es innovadora.
Pues ea, innovemos, amigas y amigos.






La maldición del siete.

 


ÓSCAR CRESPILLO/@ocrespillo

Comenzaré diciéndoles que no creo ser supersticioso. Aunque si hubiese valido para ser futbolista, quizá tocaría el césped y me santigüaría conforme entrase al terreno de juego.

 De hecho, servidor en sus años mozos fue jugador de baloncesto (de los malos pero de los que ganaron títulos provinciales) y mi costumbre era abrocharme las cordoneras de ambas botas solo cuando ya salíamos del vestuario. Manías.

  En casa, mi compañera de vida le tiene "tírria" al número siete. Yo, al contrario, le tengo cariño. Me refiero al número; a mi compañera le tengo más o menos cariño según el día.

Nací un día siete y quizá esa tontería marcó mi "amistad" con el número. Y también le confasaré, querido lector, que el máximo de aciertos que alcancé en la quiniela fueron siete. Si hubiese sido en primitiva (cuando el máximo son seis) a estas horas no escribiría como un opinante inquiento y quizá lo haría al lado de Amancio Ortega. Eso sí, pagando todos los impuestos que correspondiesen.

Pero a lo que iba: al final van a tener razón quienes piensen que ese número es maldito porque no me vaya a negar usted que menudo año hemos pasado. Y sí, acabado en siete

Hemos visto al primer partido en la historia de la democracia española ser imputado. Al primer presidente del gobierno español declarar como testigo por presunta financiación ilegal del Partido Popular. A gran cantidad de miembros (o exmiembros) de ese mismo partido entrar en el juzgado e incluso a la cárcel. Se han conocido infinidad de casos de más presunta corrupción de los señores y señoras de la gaviota.

También hemos visto la apertura de juicio contra dos expresidentes de la Junta de Andalucía, Cháves y Griñán (PSOE) por el caso de los EREs. 

Hemos asistido al intento de separar Catalunya de España con una especie de referéndum que, ríase usted de los juegos de Magia Borrás: eran mucho más profesionales y serios en el terreno del misterio que este referéndum respecto a garantías de limpieza y garantías.

Pero es que hemos acabado el año comprobando como gran parte de esa comunidad ha confiado en la derecha: la derecha de Ciudadanos y de Junts per Catalunya, partido que viene de Convergència i Unió y que tampoco puede dar lecciones de limpieza en sus actos. Como tampoco pueden darla las chicas y chicos "Profidén" de Rivera a los que el Tribunal de Cuentas les acaba de sacar los colores por su financiación.


 Si nos quedamos en la ciudad donde pago mis impuestos, Alicante, el siete, el 2017 no ha sido mucho mejor: un alcalde dóblemente imputado y a las puertas de ir a juicio, dos asesores suyos igualmente imputados, un tripartito de izquierdas roto...Y ese señor alcalde incumpliendo su palabra sistemáticamente (no ir al palco del Rico Pérez, no abrir los domingos (una gran superfície) se pongan como se pongan, dimitir si se agravaba su situación judicial, etc, etc) sigue sin dimitir. 

Resumiendo: me recuerda a ese jugador de fútbol que tiene la portería para él solo y marca gol. Solo que es en propia puerta. Es decir: en lugar de aprovechar el primer gobierno de izquierdas en la ciudad de Alicante en muchos años, se está dando el balón a Partido Popular (y quizá a Ciudadanos) para volver a situar a Alicante como ciudad de derechas por los siglos de los siglos.


Sí, al final parecerá que la maldición del siete existe. Y llega el ocho. El 2018. Y Ciudadanos subiendo en las encuestas. Y el PP siguiendo como primera fuerza política en intención de voto. O me suicido o me muero de un ataque de ansiedad pues así no hay quien viva. 

Así que prefiero lo segundo: eso de morir por decisión propia creo que lo llevaría muy mal. Y quiero para mi hija lo mejor. Así que he decidido seguir con más fuerza que nunca y desde mi inscripción en Podemos Alicante de hace meses, dar un pasito más y ser miembro activo del mismo y de sus gentes. Y en unos meses, hablaremos...

No sé dónde me situarán las compañeras y compañeros de la formación morada en la que estoy teniendo libertad absoluta para trabajar y ayudar, pero ellas y ellos sí saben mi compromiso: no optar a cargo remunerado alguno. Y ese compromiso lo comparto con usted ahora pues lo escrito queda siempre grabado.

Así que permítame, querida lectora, querido lector, desear que este 2018 sea mucho mejor que el anterior, y perdone mi confianza en usted por comentarle algo tan privado pero que en breve será muy público. Cuento con los trolls, las críticas destructivas y todo aquello que hace años me hizo más fuerte. Pero cuento con usted para que me guíe en esta aventura que compartiré con toda esta gente que vale la pena: las compañeras y compañeros de Podemos Alicante y con toda esa gente de la calle que está en situación más que desfavorecida por obra y gracia de un capitalismo cruel y de unos gobiernos que decidieron esconder las cabezas bajo tierra para introducir el resto de sus cuerpos por puertas giratorias.


Salud y nos vemos en las calles. Feliz 2018.


El dolor de muelas y el poder.

La semana pintaba bien. Casi vísperas de Navidad, la gente en las calles ya dando el  coñazo con el típico  "Felices Fiestas si no nos vemos" (si se fijan, suelen decírtelo aquellos a los que ves con más asiduidad que al Madrid ganar un torneo). Y encima nos acompañó algo tan extraño en nuestra localidad,  pero necesario, como es la lluvia. 

Pero comenzó a doblarse el mismo lunes. En casa, mi santa esposa, y sin embargo amiga,  empezó a sentir un dolor insoportable de muelas. Y no fue culpa suya, que a limpia y curiosa no le gana nadie. Un dentista quiso regalarle un poco de sufrimiento y le realizó una endodoncia de las que luego se infectan y te hacen preferir que Rajoy saque mayoría absoluta durante décadas a pasar esos días de sufrimiento total. Así que unas cuantas jornadas ingresada, infección controlada y por fín su cara vuelve a ser la de siempre y no una careta hinchada de las que usa Joaquín Reyes en sus horas tan chanantes.


Aunque para dolor de muelas, el que debe estar pasando el aún alcalde de la ciudad de Alicante.

 Vaya un revés se ha llevado del fiscal anticorrupción, el señor Briones. Según éste, don Gabriel Echávarri, al que en algunos círculos le apodan ya "el contratitos" (qué mala baba tiene la gente), troceó los contratos investigados porque le apeteció, que para eso es  abogado de profesión y su obligación es conocer la ley. Bueno, y que obviamente fraccionó esos contratos para evitar el concurso público y darlos a dedo. Es importante, pues, recalcar que para el fiscal no es un mero error administrativo y con este auto judicial lo que nos lleva es a ver un horizonte en el que Echávarri está más cerca de sentarse en el banquillo de un juzgado que de Juan Carlos Ramírez y Javier Portillo, cosa que parecía muy complicada. 

Todo esto que lleva camino de producirse, el ver a un alcalde siendo juzgado, se podría evitar de una forma: dimitiendo o que alguien de arriba, de los del "cap i casal",.de los de la Generalitat Valenciana, de los del PSPV saliese en público desautorizándole y pidiendo que se marche a casa a defender su imputación. Pero es de suponer que para los señores socialistas de Valencia es más importante lo que hará el Llevant o el València C.F. que lo que pueda ocurrir en el sur de la Comunitat. 

Hablando de muelas y dientes: sacando los colmillos andan últimamente en Guanyar-Esquerra Unida. Y casi sacándose los ojos. Aquí no hace falta dentista alguno que te fastidie la semana. Ellos ya hacen todo lo posible por hacerse daño. Pero daño del de verdad. ¿Para qué discutir si puedes pelear,que decía en una canción Loquillo?

Por un lado, Pavón, Angulo y Romero. Por otro, Domínguez, Simón y Moreno. Y por mucho que se hable de que el motivo es que unos desean mantener a unos asesores votados en su día, y otros volver a votar porque las circunstancias han variado, a este opinante lo que le parece es que hay muchos nervios de cara a posicionarse en las próximas elecciones municipales. 

La fuerza de Pavón en esta ciudad es incuestionable. Con sus virtudes y sus defectos. Otros  han de ir buscando acomodo dejándose querer por los cantos de sirena socialistas o quizá mirar de reojo a Podemos, como si esto fuese el mercado futbolístico de fichajes. Y sinceramente creo que el espectáculo que se está ofreciendo es grotesco e indigno . Y aventuro a decir que no sé si gente de Guanyar puede encontrar acomodo en el equipo de la rosa y el puño, pero sí que me cuesta creer que alguno o alguna pueda entrar en un partido morado en el que mucha gente está trabajando desde hace muchos meses como para que ahora venga el Cristiano Ronaldo de turno a intentar apropiarse de las jugadas realizadas.

Cuentan algunos historiadores que la Guerra Civil no la ganaron los nacionales: la perdieron los republicanos. Y que fue debido a la constante división interna que ha existido históricamente en la izquierda. Pues en esas estamos con Izquierda Unida-Guanyar: en plena guerra civil en lugar de preocuparse por lo que debe venir: la dimisión de un alcalde que está a menos de un paso de ser juzgado.

Como ven, la semana ha sido lo suficiéntemente movida como para preocuparse de un simple dolor de muelas. Y es que por muy fuerte que sea ese dolor, con paciencia se trata y se elimina. Las ganas de sillón de algún socialista y de algún miembro de Guanyar no parece tener fin. Desde aquí, a esas personas que parecen mirarse a sí mismos sin darse cuenta que están exterminando a la izquierda les puedo pasar una tarjeta de visita. En ella, viene una dirección, un nombre y un teléfono. Si van a dicha dirección  encontrarán un sillón. Hablo de la clínica dental donde le fue causada la infección en la boca a mi compañera de fatigas. Quizá así estén unos días dejando tranquilos a los que pensamos en otras cosas que no sean cargos y poder.




Las pensiones en peligro...porque quieren.

Venezuela, Venezuela y Venezuela.

Que si no tienen papel higiénico. Que si los alimentos escasean. Que si es una especie de dictadura...

Meses, largos meses llevamos oyendo hablar de ello. Aunque es cierto que últimamente parece que no interesa tanto el tema a los medios de manipulación españoles. 

Ahora el tema es Catalunya. Pero entre tanto hablar de Catalunya, esta semana parece que nos están avisando muy en serio sobre el tema de las huchas de las pensiones. Están semivacías.  Y no crea usted que nos lo cuentan para que cambiemos el sentido del voto viendo cómo un gobierno incapaz dilapida lo poco público que tenemos. No. Lo hacen añadiendo la coletilla de "ha llegado el momento de ir abriendo planes de pensiones".

En plan directo y coloquial: los bancos quiebran, les rescatamos con nuestro dinero (como a las autopistas), nos quedamos sin dinero, y después les hacemos la publicidad gratis para que nos vayamos a dichos bancos a llenar sus tesorerías para poder jubilarnos. 

A servidor, en la escuela pública, le enseñaron a sumar. No crea que mucho más. Y si uno tiene un problema de gasto superior al ingreso entra en bancarrota. Eso está claro. Pero está más que demostrado que todo recorte ha fracasado. Y cuando uno tiene un jamón y comienza a cortar y recortar, y recortar, cuando se llega al hueso ya no tiene jamón ni tiene nada.

La solución es bien sencilla para cualquiera que desee pensar algo: no restemos más. Sumemos

¿Cómo? Subiendo impuestos a los que más tienen, a esas grandes empresas que se benefician de modo insultante del estado; a las grandes fortunas. Persigamos el fraude fiscal pero de verdad. Potenciemos reformas laborales que haga recuperar el poder adquisitivo de las trabajadoras y trabajadores; que les de seguridad laboral con contratos indefinidos (en lugar de dar subvenciones por sacar a gente del INEM, pues así se contrata, no se renueva y a los meses se vuelve a contratar para sacar esos beneficios; entréguense subvenciones a quienes hagan indefinidos en sus empresas y no despidan a esos trabajadores de forma improcedente). Y lo más importante: tengamos una justicia totalmente imparcial que permita juzgar con rapidez y absoluta neutralidad a aquellos que han metido la mano en la caja: sea quien sea y sea caja B o caja Z. Si devuelven todo lo robado, les aseguro que muchos de ustedes tendrán pensión. Y será una pensión digna.

Los taxis y los socialistas.


Revueltos andan los taxistas. Y sinceramente creo que no es para menos. Es cierto que muchos de nosotros, al menos quien estas líneas escribe, procuramos evitar ir en taxi. Y no, no es por manía ni nada que se le parezca. Si nos fijamos bien es un vehículo de lo más normal: cuatro ruedas, sus puertas donde deben estar, sus ventanas, su pedal para frenar y hasta su volante. Si es que tienen pensado todo estos trabajadores de este gremio. Pero decía que procuramos no utilizarlo mucho debido a lo caro que nos suele salir una "carrerita" en este método de transporte. 

Estaremos de acuerdo usted y yo en que los taxistas son en su mayoría autónomos, por lo que la vida lo que se dice fácil no les resulta. De ahí que yo apoye el parón que hicieron para protestar por el intrusismo en sus negocios, en su forma de ganar el pan, de las empresas Uber y Cabify

No lo van a tener fácil los profesionales de este sector, entre otras cosas porque el gobierno que nos hemos ganado a pulso tener (recuerde usted que aquí se vota cada cuatro año y a votar se va estudiado) no parece tener intención de hacer absolútamente nada, algo que es casi mejor que el que les de por hacer algo. 


En Alicante tampoco ha sido una semana más. Ya tenemos a un alcalde dóblemente imputado-investigado y ahora también, dóblemente reprobado. Todos los partidos excepto el suyo aprobaron dicha reprobación. Alguno podrá argumentar que las reprobaciones no valen para nada y que lo que cuentan son los votos en las papeletas. Y tendrá toda la razón del mundo, pero en ese caso debería gobernar el Partido Popular que fue el más votado. O la unión de Guanyar y Compromís, que sumaría muchos más votos y algún concejal más que el PSOE.

Pero voy a "comprar" la idea que las reprobaciones no valen para nada. En ese caso, ¿por qué el PSOE nacional sigue reprobando ministro tras ministro del gobierno del Estado? Se supone que lo hacen por si alguno de esos ministros siente algo de vergúenza torera y dignidad, acabe dimitiendo. Y digo yo que esa teoría valdrá también para nuestra ciudad...


Pedro Sánchez es quien dirige a día de hoy el partido socialista. Es el máximo culpable, aunque haciendo méritos en esta ocasión con Ximo Puig, de que en Alicante sigamos como seguimos. Pero quizá todo esto tenga algo que ver con que del Sánchez que se "sinceraba" a Évole diciendo que su socio preferencial era Podemos; del Sánchez que escribía tuits afirmando que lo primero que haría al volver a ser Secretario General socialista sería pedir la dimisión de Rajoy; al Sánchez que apoya el 155 ; al Sánchez que pacta una reforma constitucional cuando en realidad es diálogo, y al Sánchez que afirma que no derogará completa la última reforma laboral...hay mucho camino. O quizá menos del que creía este escribano. Quizá el Sánchez auténtico es éste que tan a gusto parece estar al lado de la derecha. Junto a la derecha. En la derecha.


Y claro, ¿cómo va Pedro Sánchez a exigir a un doble imputado-investigado y doble reprobado que se marche si él es incapaz de hacer una sola cosa de las que prometió hace tan solo unos meses? Y ahí está Gabriel Echávarri: haciéndose fuerte y manteniendo el nombre de Alicante en lo más alto del estercolero nacional. 

Quizá lo de los taxistas no se solucione pero veo mucho más factible que ocurra eso, a que Sánchez cumpla su palabra y que Gabriel sea consecuente con lo que exigía hace algo más de un año a otros (dimitir ante una imputación). 

Si ocurre alguna de las dos cosas, prometo montar en taxi por caro que sea, al menos una vez al año.

 Mientras, ya sabemos, y no solo por los taxistas,lo que es el intrusismo: muchos son los intrusos que se han colado en lo que un día fue un partido obrero y progresista haciéndose pasar por socialistas.


Odisea en el Hospital General de Alicante. De médicos, aires y hormigas.



ÓSCAR CRESPILLO @OICrespillo

No iba a ser un día cualquiera. Empezó mal y se suponía que muy bien no iba a acabar. Lo que jamás se llegó a pensar es que esa jornada fuese la primera de muchas más que aún no sabemos cuándo ni cómo finalizarán.

Nos remontamos al pasado sábado 29 de julio. Una maldita ensalada "fue la culpable". Un corte en el dedo gordo de la mano izquierda provoca una herida. Esa herida es curada en casa y a las horas se decide ir al médico de la calle Aaiun, éste deriva el caso a urgencias del Hospital General de Alicante al comprobar que el movimiento del dedo era mínimo. Una vez allí, Conchi Rodríguez, y tras dos horas de espera como suele ser habitual que te ocurra cada vez que vas a cualquier hospital, es examinada por el doctor que firma como W.A.P.P, el cual emite un informe que señala que padece una "herido inciso contusa de un centímetro de diámetro en falange distal cara papal de primer dedo...limitación de flexión activa pero se palpa el tendón. Exploración VN distal conservada". Para indicar que como tratamiento ha de tener "reposo RELATIVO y cura local con Betadine. Control por médico de cabecera y si empeora, acudir a un centro sanitario". Y hasta aquí. Ni una radiografía, ni una sola prueba. Solo tocar el dedo y afirmar que el tendón estaba ahí, vamos que se palpaba.



informe urgencias del 29/07


Como la situación no mejoraba, el pasado martes dia  2 de agosto, la paciente decide volver al médico de cabecera del ambulatorio de Santo Domingo. Allí, la médica sustituta (el titular estaba de baja) ni le examina el dedo. Le mira superficialmente, le dice que es normal la hinchazón y le dice que vuelva en una semana. Nada más. Textual. Y eso pese a que Conchi le insiste en que no mueve el dedo. Ni por esas.

Esa misma tarde, nuestra trístemente protagonista nota un "clack" en ese dedo. Al día siguiente vuelve a esta doctora, la cual tras consultar con otros facultativos, la deriva nuevamente a urgencias. Nos encontramos en el miércoles 3 de agosto

Una vez en urgencias, le atiende el doctor que firma el informe como A.R. y le indica que se queda ingresada pues a lo largo del día, y en cuanto haya un anestesista libre, ha de ser intervenida quirúrgicamente de urgencia. Al contarle que el sábado anterior ya había estado allí y no le habían hecho prueba alguna, sorprende que este médico dijese que "si te hubiesen puesto una férula muy probablemente ese tendón no se habría roto" (sic)

Son casi las 10.30 horas de la mañana y la situación es la de una persona en uno de los boxes de urgencia esperando anestesista. Entrada la tarde es derivada a observación, y siempre a la espera del mencionado anestesista. Siguen pasando las horas y la sospecha de que no habría anestesista para ese día se acentuaba. Y así se confirmó. 

Llegadas las 22 horas es trasladada a planta y le dan cena. Porque obviamente, al estar esperando la operación, el único alimento en esas trece horas fueron dos goteros. Lamentan el no haber tenido anestesista para ella ese día y afirman que "mañana ya tienes programada la intervención quirúrgica de urgencia por lo que quedas ingresada y a primera hora se llevará a cabo".

documento con hora entrada a urgencias


Ese mismo día 3 y tras más de doce horas de espera decido publicar en mi cuenta de "tuíter" varias quejas. La sorpresa vino al día siguiente, el jueves 4

La cuenta @GVAsalualicante, en cuya biografía reza ser el perfil oficial del Departamente de Salud Alicante-Hospital General contesta lo siguiente: "Todo perfectamente organizado para proporcionar la mejor asistencia..." Sinceramente no sé si era una broma o si el encargado o encargada de llevar esa cuenta, lo que suelen llamar Comunity Manager, quería reírse de este caso o se había pasado con la mistela a la hora del almuerzo. Pero si era una broma puedo asegurarles que gracia no hizo ninguna. 


Y no hizo gracia alguna por varios motivos. Primero porque la habitación a la que fue trasladada Conchi Rodríguez no tenía aire acondicionado. Sí, aunque les parezca increíble, en pleno mes de agosto y en una ciudad como Alicante, el aire acondicionado estaba roto. Suerte que la otra paciente con la que compartía habitación logró que le llevasen un ventilador.
Pero menos gracia hizo ver unos seres que, excepto sea alguna terapia alternativa o experimental para que los ingresados en traumatología curen antes, no pintaban nada en esa habitación. Hablo, querido lector, de hormigas. Hormigas en la pared...y en la cama de la paciente.


Son las 8.30 horas y nos disponíamos a olvidar todo, hasta el disgusto del Comunity Manager, el calor y las hormigas. Y todo porque llegaron las enfermeras, con jabón antiséptico, la típica bata verde, e indican que se duche bien que en cualquier momento entra en quirófano. Dicho y hecho. 

Bueno, dicho y hecho lo de la ducha y la bata pues una hora después de ello llega a la habitación un nuevo traumatólogo para indicarnos que la operación tampoco se va a realizar  y se suspende para el próximo miércoles 9, por lo que se va a casa hasta el martes 8 por la tarde, en que deberá de volver a ingresar. 

Se llevan a Conchi al anestesista y firma el consentimiento porque así algo que ya está hecho para la semana próxima.


Estupefacción máxima. A las dos horas aparece otro doctor, cuyo nombre responde a las siglas M.V.G.  y tras dialogar con él, contarle que en urgencias el sábado anterior no hicieron nada (o esa impresión dio), que el doctor A.R. nos había dicho que una férula muy probablemente no se hubiese roto el tendón, etc, contesta que "ese doctor es un C1 (o algo así) y que el tendón se hubiese roto igual". Vamos, lo que viene a ser aquello de entre bomberos no pisarse la manguera. Pero pisándosela. 

Prosiguió el doctor M.V.G. diciendo "que el martes 3 se podía haber hecho la operación porque el especialista de ese tipo de tendones estaba en el hospital pero no había anestesista. Pero hoy que hay anestesista no hay especialista y prefiero que esta intervención no la haga un traumatólogo cualquiera". Además, aseguró que "es una operación muy compleja y difícil donde hay un alto índice de probabilidades que vuelva a romperse de nuevo dicho tendón con el tiempo y no podemos garantizar que la zona vaya a quedar como antes".

Además,  informa que la paciente estará tres meses aproximadamente de baja en el trabajo. Lo indignante es que Conchi cuenta con un contrato que finaliza en esas fechas , sobre Octubre, con lo que todo esto puede suponer.


Así que recoge los papeles, el alta provisional, la baja para la empresa, y vuélvete a casa con cara de gilipollas.

Primero porque has estado allí más de 28 horas tras haber ido una primera vez a urgencias donde parecían asegurar que no tenías prácticamente nada. 

Segundo porque fuiste a una médica de cabecera que aseguró que no tenías prácticamente nada.

Tercero porque te ingresan y te dicen que si en la primera visita a urgencias te hubiesen puesto una férula muy probablemente el tendón no se habría roto.

Cuarto porque tras estar allí un día entero esperando a ser operada no había anestesista (y es lógico que ante casos mucho más urgente hayan prioridades; lo que no lo es tanto es que no haya un puñetero anestesista más para una operación de poco más de una hora).

Quinto porque tras hacerte duchar, ponerte la bata verde, y asegurarte que hoy sí hay anestesista, en esa mañana lo que no había era quien te operase.

Sexto porque el último doctor asegurase que el anterior era un simple C1. Oiga, yo tengo un C3 y va de maravilla. Con sus cuatro ruedas y la de repuesto. Y quizá este último doctor tenga razón. Lo que no comprendo es que si una férula no hubiese impedido nada..cómo le ponen una férula con vendaje para que aguante lo mejor que pueda hasta el próximo miércoles.

Y lo que es más grave dentro de esta historia, la cuenta de tuíter del hospital público de Alicante. Sí, público. Pagado entre usted y yo entre otros muchos. Menudo tuít. 

Así pues, si en alguna ocasión han de ser intervenidos les deseo mucha suerte. Y felicite a los profesionales de allí. Dejo la ironía a un lado: el trato de enfermeras, celadores, limpiadores, y mayoría de médicos fue increíble. 

Pero además de desearles suerte les aconsejo que no piensen en la cantidad de políticos, cargos, asesores, etc que viven de nosotros y miran hacia otro lado. Eso sí, si miran hacia otro lado que echen un vistazo a los aires acondicionados. Que los arreglen aunque solo sea para que las hormigas no sufran mucho, las pobres.


Esta página ha sido visitada

contador web
Página creada con Mozello - La forma más fácil de crear una web.

 .